System Messages

Etapa pos-COVID-19: ¿Qué medidas sanitarias permanecen?

Etapa pos-COVID-19

¿Qué medidas sanitarias se mantendrán en la etapa de recuperación? ¿Qué papel jugará la vigilancia epidemiológica? ¿Cómo se fortalecerá el Control Sanitario Internacional? Sobre estas y otras acciones que implementará el Sistema Nacional de Salud durante la recuperación informó el ministro del sector, doctor José Ángel Portal Miranda, durante el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, el pasado viernes 26 de junio.

En su intervención, el titular apuntó que el Sistema Nacional de Salud, como el resto de los organismos e instituciones del país, también se ha venido preparando para esta etapa, en la que constituyen objetivos fundamentales regresar a la normalidad en la vida del país, de manera gradual y asimétrica, y evitar nuevos brotes de la enfermedad.

“Es la gran batalla en la cual deberíamos estar todos, y desarrollar las capacidades para su enfrentamiento, así como la reducción de riesgos y vulnerabilidades”, subrayó en referencia a la importancia de la disciplina del pueblo en este proceso, para evitar nuevos picos.

Los datos muestran que los casos globales están aumentando a niveles récord, advirtió, muchos de ellos en América Latina y Asia, con países que han mostrado no tener control sobre el virus, fundamentalmente en nuestra región.

¿Qué medidas sanitarias prevalecerán en la etapa pos-COVID-19?

El doctor Portal Miranda explicó que en esta atapa pos-COVID-19 habrá medidas sanitarias generales que se deberán seguir cumpliendo, como es la prohibición de la entrada de personas con síntomas respiratorios a los centros laborales y al llegar a estos la desinfección de las manos con hipoclorito de sodio al 0,1 % o con solución hidroalcohólica al 70 %.

También se mantendrán los pasos podálicos embebidos en hipoclorito al 0,5%, a la entrada de áreas comunes, en las condiciones higiénicas adecuadas.

Precisó que será necesario posibilitar y establecer la protección de los trabajadores en áreas de riesgo e informar a la autoridad sanitaria sobre el retorno de aquellos que viajen por asuntos oficiales y provengan de países de alto riesgo de transmisión.

Igualmente deberá garantizarse el distanciamiento físico establecido en lugares públicos y reducir al 50 % la capacidad máxima permisible en los ascensores, así como mantener su higiene y limpieza con agua, detergente y, al menos una vez al día, utilizando solución de hipoclorito o alcohol.

El ministro de Salud señaló que también se debe garantizar que el personal de limpieza use guantes apropiados y emplee las debidas sustancias desinfectantes, al igual que en la limpieza de los utensilios de cocina-comedor.

Se deberán retirar de las salas de espera, revistas, plegables y otros materiales que puedan constituir vías de transmisión.

En cuanto a las casas de renta, donde se hospedan turistas nacionales y extranjeros, habrá que fortalecer los mecanismos de comunicación e incrementar la exigencia en el cumplimiento de las medidas sanitarias. Se deberá informar con carácter obligatorio si algún huésped presenta síntomas respiratorios.

Otras medidas, de vital importancia, se mantendrán o no en dependencia de la fase. El uso del nasobuco será obligatorio en la primera fase para todas las actividades, en la segunda y tercera solo se utilizará en lugares públicos donde exista concentración de personas.

En cuanto a la cantidad de personas en los locales de reunión, donde se ha demostrado que ocurren las mayores tasas de contagio por constituir generalmente sitios cerrados, durante las fases primera y segunda se reducirá la cantidad máxima de asistentes, manteniendo una distancia de al menos un metro.

En la tercera fase, informó el titular de Salud, se reducirá la cantidad máxima de personas que podrán entrar, con un espacio de al menos un metro entre cada una o ubicadas en asientos alternos.

También se deberán establecer protocolos específicos para actividades de riesgo y realizar la recertificación sanitaria en todos los puntos de entrada al país, establecimientos públicos, instalaciones turísticas y medios de transporte, para la etapa inmediata de reapertura.

Control Sanitario Internacional ¿Cuáles son las disposiciones?

En la etapa pos-COVID-19 también se establecen un conjunto de medidas para reforzar la actividad de Control Sanitario Internacional. En las tres fases:

  • Exigir a los viajeros internacionales el llenado de la Declaración de Sanidad del Viajero (Modelo 82-32), como declaración jurada de su estado de salud
  • Realizar la toma de temperatura a todos los viajeros a la entrada y salida del país, con independencia del lugar de procedencia o destino. En la segunda línea de vigilancia (antes de inmigración) se hará con escáner de temperatura. En la tercera línea (posterior a la aduana) se hará con termómetros digitales.
  • Garantizar la toma obligatoria de la temperatura a todos los trabajadores de los puntos de entrada al país (puertos, aeropuertos y marinas), antes de iniciar su jornada laboral.

En la segunda y tercera fases se incrementará la vigilancia clínico epidemiológica en todos los hoteles, durante las 24 horas, a partir del reinicio del turismo internacional, con la presencia de personal médico, de enfermería y de Higiene y Epidemiología.

Respecto a los viajeros cubanos y extranjeros residentes en Cuba, en las fases primera y segunda se les realizará, acorde con el protocolo establecido, pruebas de PCR en los centros de aislamiento y vigilancia epidemiológica habilitados en todas las provincias.

En la tercera fase, se realizará la vigilancia epidemiológica en el domicilio del viajero por el equipo básico de salud de cada consultorio médico de la familia, previa aplicación de pruebas rápidas.

Esta medida requerirá ajustes, acorde a la situación epidemiológica nacional e internacional, apuntó el doctor Portal Miranda.

Sobre los viajeros que ingresan al país como turistas, informó que, en la segunda fase, a su arribo al aeropuerto, se le realizará un PCR en tiempo real, cumpliendo estrictamente con las exigencias de bioseguridad en locales habilitados para este fin. En la fase posterior esta medida se ajustará a la situación epidemiológica dentro y fuera del país.

La vigilancia epidemiológica será permanente

La vigilancia epidemiológica, clave durante la etapa de enfrentamiento a la epidemia, también continuará siendo vital en la etapa de recuperación, subrayó el ministro de Salud, doctor José Angel Portal Miranda.

Informó que la vigilancia epidemiológica y la pesquisa activa en la atención primaria de salud se mantendrán de manera permanente en las tres fases, con el objetivo de detectar pacientes con síntomas respiratorios y otros asociados a la enfermedad.

También se mantendrá la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas (IRA) graves, así como las consultas diferenciadas de las IRA en la atención primaria de salud y en los hospitales, de manera que sea oportuno el ingreso y el tratamiento.

La realización del diagnóstico confirmatorio de la COVID-19 y otros virus respiratorios, mediante la prueba de PCR en tiempo real, se continuará realizando en los laboratorios de biología molecular definidos en el país.

El titular destacó que el país cuenta con el respaldo necesario para realizar los estudios a la población y a los viajeros, y mantener un nivel de vigilancia en estas primeras fases.

Fuente: Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. Infomed

Palabras clave: Etapa pos-COVID-19

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.