Infomed Guantánamo
Inicio » Noticia »

Misael Bordier y sus aportes a la toxinología cubana

Localizada a casi un millar de kilómetros de La Habana, la provincia de Guantánamo constituye un escenario atractivo para los toxinólogos, término que califica a los expertos en el estudio de microorganismos, animales y plantas capaces de elaborar productos utilizables por el hombre en beneficio propio. 

Al citado encanto no se sustrajo el licenciado en Biología, Misael Bordier, quien hasta su fallecimiento en un accidente de tránsito, el 19 de noviembre de 2005, encabezó un grupo multidisciplinario al cual se debe el anticancerígeno Escozul.

El producto fue confeccionado a partir de la toxina diluida de alacrán, que con notorio éxito y repercusión mundial aún comercializa el Grupo Empresarial Laboratorios Biológicos Farmacéuticos (Labiofam).

Ese centro científico cubano estudió el efecto antinflamatorio y analgésico del veneno de alacrán en células cancerosas, y anunció una nueva línea de investigación para demostrar su impacto directo en la reducción de tumores.

La pesquisa sobre el Rophalorus Junceus, un escorpión endémico de Cuba, tomó un nuevo giro cuando los especialistas lograron en 1993 aislar tres proteínas de bajo peso molecular y marcadamente inhibidoras del crecimiento de las células malignas.

El biopreparado fue registrado por la entonces Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI), unos 12 años antes del deceso de Bordier, ocurrido cuando viajaba hacia la capital cubana para presentar al Ministerio de Salud Pública el protocolo de ensayo clínico sobre el producto.

Escozul mereció de OCPI la definición de “componente anticancerígeno que tiene novedad, actividad inventiva y aplicabilidad”. Un informe sobre sus características físicas, químicas y biológicas advertía que “su evaluación farmacológica como agente antitumoral requería repetitividad, con el objetivo de darle significación estadística”.

En el dictamen se recomendó a Bordier y al resto del equipo ampliar el estudio a otros tumores trasplantables y continuar ensayos en diversidad de especies animales, y se reconoce como hecho comprobado la inocuidad del medicamento y sus propiedades antinflamatorias y estabilizadoras del sistema inmunológico.

A pesar de no contar con suficiente apoyo institucional, el colectivo encabezado por Bordier ya había cumplido muchas de esas recomendaciones en la fecha en que falleció mientras se dirigía hacia el Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos (Cecmed), en la capital cubana.

Lo acompañaba el citado documento, cuya validación se proponía obtener y el cual se titula Evaluación Clínica de la Toxina del Escorpión Rophaluros Junceus (Escozul) en pacientes con diferentes tipos de neoplasias malignas.

Para entonces, ese producto había sido aplicado con resultados satisfactorios en más de cinco mil personas, y formaba parte de un proyecto de investigación de la Facultad de Ciencias Médicas y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en el territorio.

Aunque restaban otras fases indagatorias, sorprendía a los expertos el alto porcentaje de recuperación en personas vírgenes de quimioterapia tratadas mediante la aplicación oral del veneno diluido de escorpión, con el fin de curar el cáncer, inflamación pélvica, mal de Parkinson e insuficiencia renal, entre otras enfermedades.

Según publicó la Agencia Cubana de Noticias (ACN) a fines de noviembre de 2020, Labiofam en Cienfuegos exportó en ese año cuatro mil 868 frascos de Vidatox 30 CH (Toxina de Origen Natural), y desde 2014 fabrica el medicamento en el Laboratorio de Homeopatía de la Universidad de Ciencias Médicas  de esa provincia.

Precisa que en 2016 contaron con la autorización para exportar el preparado, registrado en 17 naciones, hacia diferentes continentes, aunque su demanda mayor proviene de Vietnam y países de las Américas, Europa y Asia.

Vidatox 30 CH (anteriormente nombrado TRJC 30) constituyó el primer medicamento de Labiofam destinado para uso humano que registró el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

Su principio activo, el veneno de la especie del escorpión Rhopalurus Junceus, contribuye, por tanto, a mejorar la vida de pacientes enfermos de cáncer, propósito por el cual se desveló el guantanamero Bordier.

Pie de foto:

Homenaje al biólogo Misael Bordier, descubridor de las propiedades terapéuticas de la toxina y precursor del proyecto científico investigativo.

VIDATOX

El alacrán o escorpión azul (Rhopaluris junceus) es la única de todas las especies en Cuba cuya toxina tiene las propiedades curativas para tratar pacientes con patologías cancerígenas. Tras descubrirse y ensayarse en la provincia de Guantánamo las propiedades de su veneno, el Ministerio de Salud Publica asumió la investigación a gran escala, bajo la égida de los laboratorios Labiofam.

El medicamento inicialmente conocido como ESCOZUL, como lo bautizó su creador, en la nueva etapa de investigación el Minsap lo designó Toxina de origen natural, y a partir de abril de 2010, tras ser validado por la entidad reguladora, se comercializa como fórmula homeopática Vidatox.

El fármaco posee acción analgésica y antinflamatoria y ha posibilitado a más de 80 mil pacientes cancerígenos cubanos y extranjeros visible mejoramiento de la calidad de vida expresado en:

  • Incremento del apetito y del peso corporal del paciente.
  • Mejoramiento de la calidad del sueño, sin ingerir psicofármacos o disminuidas sus dosis.
  • Alivio del dolor y disminución de la frecuencia y dosis de morfina o sus derivados.
  • Contribuye a paliar los efectos indeseables de la quimioterapia y radioterapia y hace más tolerables estos tratamientos.
  • Mejora de la respuesta inmunológica del paciente.

Para usar Vidatox no es necesario suspender ningún otro tratamiento, y carece de contraindicaciones y efectos secundarios.

(Tomado de https://www.cubandhealth.com/contactos.php, sitio de turismo de salud y bienestar de Cuba).

Fuente: Periódico Digital Venceremos

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Card image cap

Últimos Comentarios

© 2008 - 2023 Infomed Guantánamo - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas