Infomed Guantánamo
Inicio » Actualidad, Noticia »

Guantánamo con alta fecundidad adolescente

EmbarazoLa tasa específica de fecundidad de las adolescentes guantanameras de 15 a 19 años tiende a disminuir ligeramente en los últimos años, aunque oscila, y se elevó en el 2020, según revela un estudio dado a conocer por el Observatorio Sociodemográfico de Guantánamo

Sin embargo, se incrementaron los embarazos en esa edad, del 2015 al 2019, mientras chicas menores de 15 años aportaron nacimientos que van, desde 27 en el 2013, hasta un máximo de 30 en el 2018, aunque cayeron a 14 en el 2020.

La tasa de fecundidad adolescente en la provincia fue mayor que la nacional en el periodo 2015-2020, exponen las autoras del estudio, quienes consideran esto como “un fenómeno social con gran impacto en la salud pública”.

Desde municipios y campos

Igualmente, las investigadoras sociales de la Universidad de Guantánamo concluyen que Yateras, Maisí, San Antonio del Sur y, en último caso, El Salvador, tienen las más altas tasas específicas de fecundidad adolescente, y las zonas rurales son las que más aportan en ese sentido.

Los datos muestran un incremento a nivel provincial, como sucede nacionalmente, “problema que exige atención prioritaria, debido a sus complicaciones tanto en el orden médico, psicológico como social”, alerta la indagación académica.

“El embarazo en la adolescencia -indican- es un impedimento para mejorar la condición educativa, económica y social de las jóvenes. En su caso, el matrimonio y la maternidad precoz limitan en alto grado las oportunidades de educación y empleo”.

Causas, riesgos y efectos

El problema del embarazo en la adolescencia es multifactorial, reconoce la búsqueda científica, que destaca factores de riesgo presentes en el orden individual, familiar y social.

Entre las propensiones individuales al daño enumera la menarquía (aparición de la primera menstruación) precoz, el inicio antes de lo habitual de las relaciones sexuales, la temprana maduración sexual, el bajo nivel académico, la inadecuada educación sexual, la desocupación, la poca habilidad de planificación familiar, el escaso uso de métodos anticonceptivos y la baja percepción del riesgo.

Se suman factores de riesgo familiares relacionados con la falta de educación sexual, la desestructuración parental y familias disfuncionales, y sociales: papel de los medios de comunicación, alta prevalencia de conductas de riesgo (consumo de alcohol, tabaco y drogas legales e ilegales) y nupcialidad temprana.

El impacto o efecto del embarazo en la adolescencia es psicosocial y se traduce en deserción escolar, mayor número de hijos, desempleo, fracaso en la relación con la pareja, carencia de madurez para atender y educar adecuadamente al hijo, imposibilidad de proporcionarle un hogar seguro, estable emocional y económicamente, y reproducción de pobreza.

Atención al problema

La aludida investigación asume que para la atención del problema del embarazo en la adolescencia se necesita un abordaje integral por un equipo interdisciplinario capacitado en la atención de adolescentes y, en específico, de la maternidad-paternidad responsable.

“El desafío -reclama el estudio- se encuentra en mejorar las políticas públicas que están diseñadas para el abordaje de la problemática”.

Con respecto a la fecundidad adolescente la aproximación científica recomienda lograr mayor esfuerzo y coordinación no solo de los muchachos mismos, sino de la familia, las instituciones políticas y religiosas, de la economía, del modelo educacional y de salud, todos los cuales producen una profunda influencia en las condiciones de vida de las personas de que se trata.

También pide incrementar los esfuerzos por parte de las instituciones sociales para disminuir el embarazo en la adolescencia y sustituir las interrupciones por el uso de los métodos anticonceptivos (los dos miembros de la pareja) de una forma eficiente, razonable y responsable, pues la madurez sexual es una premisa para una maternidad segura.

Asimismo, llama a potenciar acciones educativas que promuevan un mejor conocimiento sobre aspectos esenciales de la sexualidad, de modo que se traduzca en una actitud y comportamiento responsables de esta.

El médico de la familia dentro del marco de la salud pública en Cuba es un factor que debe potenciarse, ya que juega un importante papel en la atención de los púberes, si se tiene en cuenta que es precisamente en esa etapa actual y difícil de la vida cuando se forja el hombre del mañana y se solidifica la personalidad.

La propuesta significa intensificar la aplicación de políticas sanitarias dirigidas a perfeccionar la educación sexual y el acercamiento a los adolescentes, a fin de reducir las tasas de embarazos precoces, garantizar un mejor pronóstico de vida para la madre, el hijo y la familia, así como lograr una repercusión positiva en el desarrollo de la nueva sociedad.

Se incluye perfeccionar las políticas que contiene los elementos metodológicos fundamentales encaminados a la inclusión sobre la Educación Integral de la Sexualidad en los currículos y en la formación de los docentes, y perfeccionar el Programa Nacional de Atención Integral a la Salud de los Adolescentes, existente desde el año 2000.

Por último, el examen del tema propone diseñar intervenciones dirigidas a los grupos más vulnerables, procurando que los enfoques estén adaptados a sus realidades y aborden sus problemáticas concretas; involucrar y empoderar a las y los jóvenes para que contribuyan al diseño, la implementación y monitoreo de las intervenciones estratégicas, y fortalecer la colaboración intersectorial para abordar eficazmente los factores que favorecen el embarazo adolescente.

Más de un reto

Desafíos se consideran el análisis multisectorial salud-familia-educación-organizaciones de masas, las intervenciones basadas en insuficientes evidencias con baja cobertura y calidad, y la actualización de las políticas y programas para la atención a la Educación Integral de la Sexualidad en los adolescentes.

Las fuentes de los datos empleados en la referida investigación son los Anuarios de Salud Pública, las estadísticas de la ONEI, los resultados de investigaciones publicadas que muestran resultados interesantes que ayudan a la compresión y a visualizar alternativas de solución, según los propios autores.

Fuente: Periódico Digital Venceremos

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

© 2008 - 2023 Infomed Guantánamo - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas