Infomed Guantánamo
Inicio » Noticia »

El conocimiento, una de las claves para tratar el dengue

El conocimiento —tanto por parte del personal médico como de la población— marca, en muchas ocasiones, la diferencia entre la vida y la muerte de un paciente. Justo en el conocimiento podemos encontrar la respuesta a una interrogante que guió los análisis de un nuevo encuentro del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con expertos y científicos para temas de Salud.

“¿Se puede evitar la muerte por dengue?”, preguntó ante el auditórium el doctor Osvaldo Castro Peraza, especialista del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), al referirse al manejo clínico que se realiza en Cuba a los pacientes adultos que enferman con el virus.

“Sí, la muerte por dengue puede evitarse”, respondió el especialista. La clave para ello —aseguró— está en el cumplimiento de cuatro elementos básicos que definen el tratamiento a esa enfermedad.

El primero, explicó, radica en que todo el personal médico y de enfermería que atiende a esos pacientes tiene que estar entrenado y capacitado en el manejo clínico. El principal medicamento, la principal tecnología que tenemos hoy para tratar el dengue es el conocimiento; no existen un medicamento, ni un fármaco milagroso, ni una vacuna, que puedan ayudarnos a prevenir o curar el dengue, subrayó.

Esencial consideró también la educación a la población, no solo en lo que hemos venido haciendo durante muchos años, que es en el control del vector, sino también en lo referido a que los enfermos y la familia tengan conocimientos básicos sobre los síntomas y signos de alarma que pueden ser determinantes para atender con oportunidad la enfermedad y, en consecuencia, acudan a los servicios de Salud con prontitud.

La vida de un enfermo de dengue no se salva en las terapias intensivas, insistió, a estas llevamos a los pacientes muy complicados; los enfermos de dengue se salvan desde los primeros días y en ello desempeñan un rol importante la atención primaria y los servicios de atención secundaria que se encargan del seguimiento y la evaluación de los casos.

El tercer aspecto, confirmó, es tener una clasificación de casos —de la cual disponemos en Cuba— basada en síntomas y signos, que incluye los de alarma, así como contar con las guías y los flujogramas de atención.

Por último, y no por eso menos importante, destacó todo lo asociado con el reordenamiento de los servicios médicos, o sea, dijo, la organización de la atención en los tres niveles.

Continuar leyendo….

Fuente: Cubadebate

Deja un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

© 2008 - 2022 Infomed Guantánamo - Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas